Las anchoas de Conservas Catalina entre los 50 mejores alimentos del mundo para la crítica inglesa.

 ¿Qué hacemos y cómo lo hacemos? 

 

Cada primavera nuestra fábrica comienza un periodo de ebullición que se exteniende hasta el mes de junio, mes en que finaliza la temporada de anchoa en el Mar Cantábrico.

 

Compramos nuestro propio pescado en las subastas de las cofradías para, posteriormente, llevarlos hasta nuestra fábrica, en donde comenzamos el delicado proceso. Las anchoas se descabezan, después se salan y se mantienen reposando en salazón entre seis y nueve meses. Tras este tiempo, imprescindible para su maduración, procedemos a trabajarlas una a una, quitándoles la piel y una parte de la sal. Las manos artesanas de las mujeres de Santoña las lavan y secan para luego filetearlas con mimo y colocarlas en las latas y tarros que se cubren con aceite de oliva.

 

 La auténtica anchoa de Santoña 

 

Como conservera del Cantábrico, nuestros productos abarcan aquellos pescados más emblemáticos que se pescan en este mar: la anchoa y el bonito. Siendo la anchoa del Cantábrico nuestro producto estrella.

Nuestras anchoas están elaboradas con pesca cuidadosamente seleccionada, procedente de las capturas de primavera en el Mar Cantábrico. Las elaboramos de manera tradicional sobadas a mano de forma artesanal y envasadas una a una.

 

Nuevo premio para nuestras anchoas: Dos estrellas (sabor sobresaliente) en el Superior Tast Award.

 Conservas Catalina suma un nuevo reconocimiento por la calidad de sus anchoas, revalidando el premio obtenido en 2016, lo que supone un “reconocimiento a su excelencia y continuidad de nuestro producto”. En esta ocasión han sido dos estrellas (sabor sobresaliente) en el Superior Tast Award (denominado también la Guía Gastronómica Michelín de los alimentos). El filete de anchoa del cantábrico en aceite de oliva de Conservas... 

 Las anchoas de Conservas Catalina entre los 50 mejores alimentos del mundo para la crítica inglesa